UNION REGIONAL DEPORTIVA 2016: Cuartos de final vuelta, triunfo de Compañía y pase a semifinales

Chacabuco fue local en esta vuelta.
River (Ch) 1 (1) Vs. J. Obrera M. Ocampo de (P)2 (2).
Rivadavia Lincoln 3 Vs. Rivadavia Junin 3.
Lunes – 14/11/16 – 21.00 hs. (Jugaban al cierre de nuestra edición).
Defensa Junin 3 (0) Vs. Sarmiento Junin 3 (1).
B.A.P. Junin 0 (2) Vs. Compañía Salto 1 (3).
Compañia 3 vs B.A.P (Junin) 2.

SÍNTESIS:
Compañía de Salto fue mas que el BAP de Junín, y ya está en semifinales del Torneo de la Unión Regional Deportiva, tras derrotarlo por 3 a 2 en la revancha.
Al equipo de Alejandro Santana le alcanzó con el primer tiempo para hacer la diferencia, y después tratar de manejar el partido, los tiempos, y la pelota. Dos goles rápidos, Carlos Monacci, a los 6′ y Nicolás Paez a los 13′ del primer tiempo, desarmaron a un BAP que se encontró en desventaja muy temprano. Igualmente eso no le quita el mérito a Compañía que siempre tuvo muy claro a qué y cómo jugar, haciéndose cargo de la mitad de la cancha, recuperando rápido, dándole velocidad y obligando al rival de defenderse. Otro de Nico Paez a los 24′ de ese mismo período parecía que cerraba la serie con una goleada. Pero el BAP, sin mucho pero con buenas individualidades, igual buscaba, y sobre el cierre de esa etapa, logró el primer descuento a través de Maximiliano Massari. Igualmente estaba claro que Compañía había sido mas, y el resultado estaba lejos para los juninenses.
En el complemento, los de Alejandro Santana esperaron mas atrás, le dejaron el gasto al rival, que carecía de profundidad e ideas en la línea de ataque, y los de Salto, intentaban controlarlo. El partido se hizo malo, lento, impreciso, cortado, es decir muy aburrido. Y Compaña estaba cmodo, claro, pero alrededor de los 40´, el BAP se inspiró, encontró un error de Compañía en un tiro libre y facturó, acortando aún mas el marcador. Pero ya no había tiempo, y el «lagarto» supo aguantar el embate del BAP y terminó cerrando la serie a su favor.
Ahora se vendrán las semifinales y será otra historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *